Que estudiamos en historia

Que estudiamos en historia

Fuentes históricas

La historia nos ayuda a comprender los cambios y cómo se ha formado la sociedad en la que vivimos. La segunda razón por la que la historia es ineludible como tema de estudio serio sigue de cerca a la primera. El pasado es la causa del presente y, por tanto, del futuro. La mayoría de los alumnos que estudian historia seleccionan un tema, ya sea historia del arte, historia antigua, historia de la educación, historia militar o basada en una región, como la historia europea.

Los estudiantes de historia se centran en la sucesión de acontecimientos y trabajan estrechamente con las fuentes originales. Los créditos suelen obtenerse escribiendo trabajos o haciendo presentaciones. Al avanzar en sus estudios, los estudiantes pueden centrarse en una región, un país o un periodo de tiempo.

Estas especializaciones le ayudarán a decidir qué trayectoria profesional va a seguir. Los licenciados en Historia pueden seguir carreras en los sectores de la investigación y el patrimonio, la educación y los museos, así como en el marketing de eventos, la publicidad, las relaciones públicas y el periodismo.

Si estás pensando en estudiar una carrera de historia, déjanos ayudarte a encontrar la mejor universidad para ti. La sección «Para estudiantes» de U-Multirank ofrece comparaciones universitarias personalizadas, para que puedas encontrar la universidad que mejor se adapte a ti. Los rankings de asignaturas de U-Multirank proporcionan la opinión de más de 100.000 estudiantes actuales que cursan estudios en las respectivas universidades, ofreciendo una perspectiva estudiantil única a los rankings a través de nuestra dimensión de Enseñanza y Aprendizaje. Crea hoy mismo tu propia clasificación personalizada y compara las universidades según lo que más te importa.    Para empezar, asegúrate de seleccionar Historia como tu tema de interés y te guiaremos en el resto.

->  La historia de simon

¿Qué estudiamos en historia?

Estudiar la historia es estudiar el cambio: los historiadores son expertos en examinar e interpretar las identidades humanas y las transformaciones de las sociedades y civilizaciones a lo largo del tiempo.

¿Por qué es importante que estudiemos la historia?

Estudiar la historia nos permite observar y comprender cómo se comportan las personas y las sociedades. Por ejemplo, podemos evaluar la guerra, incluso cuando una nación está en paz, mirando hacia atrás en los acontecimientos anteriores. La historia nos proporciona los datos que se utilizan para crear leyes o teorías sobre diversos aspectos de la sociedad.

Por qué la historia es importante

El estudio de la historia es una ventana al pasado que permite comprender el presente y cómo los individuos, las naciones y la comunidad mundial podrían desarrollarse en el futuro. El estudio de la historia enseña cómo surgieron las sociedades y examina las influencias culturales, políticas, sociales y económicas a través del tiempo y el espacio. También construye la comprensión personal de cómo nosotros, como individuos, somos la suma de una vasta gama de experiencias pasadas y actores nosotros mismos en el proceso de cambio histórico.    En resumen, el estudio del pasado contribuye a una mayor comprensión personal del lugar que ocupa cada persona en la gran historia de la humanidad.

El estudio de la historia ayuda a instruir a la persona en habilidades que tienen aplicación universal, independientemente del trabajo que uno haga en su vida.    Los estudiantes de historia aprenden buenos hábitos de pensamiento.    Analizan ideas y datos, y desarrollan interpretaciones originales de esos materiales.    También aprenden a expresarse bien, tanto verbalmente como por escrito, habilidades esenciales si uno se convierte en profesor, médico, abogado, empresario, consultor, enfermero, o cualquier otra vocación que uno elija.

Historia del estudio

Las personas que estudian historia son intrépidos exploradores del pasado. Investigan la política, las sociedades, las culturas, los idiomas, la salud, el arte, la educación, el dinero, los conflictos y mucho más del pasado, observan cómo se han desarrollado las cosas a lo largo del tiempo y conectan los puntos para entender cómo hemos llegado a donde estamos hoy.

->  Historia de tristan e iseo

En historia estudiamos muchas fuentes diferentes y aprendemos que los acontecimientos suelen ser el resultado de factores complejos y múltiples. Nunca es tan sencillo como que una persona A golpee a una persona B en la cabeza y comience una guerra. La política, la comunicación, las creencias, los malentendidos e incluso el entorno pueden influir en los resultados.

Mira todas las cosas que se juntaron para hacer que las cosas se salieran de control en Juego de Tronos… (De acuerdo, sabemos que esto no es historia real, pero la comprensión de la política europea medieval ayudó a escribirla). Básicamente, la historia nos ayuda a ver el panorama general en 3D.

Los historiadores examinan todas las pruebas disponibles y llegan a conclusiones, como un buen detective, lo que les ayuda a aprender a organizarse y a gestionar la información. Si trabajas con la historia antigua, es posible que no dispongas de mucho material de referencia y te tocará reunir todos tus conocimientos e intentar resolver los misterios del pasado.

Qué es la historia

La historia es una de esas asignaturas «obligatorias» que muchos estudiantes califican de monótona y aburrida. Pero aprender historia puede ser divertido y emocionante, sobre todo si se aborda con la actitud adecuada. George Santayana, un filósofo español, decía que quien no aprende de la historia está condenado a repetirla. En otras palabras, si no aprendes de los errores del pasado es probable que los cometas tú mismo. Pero hay muchas otras razones para estudiar Historia. Además de proporcionar un conocimiento del pasado, estudiar historia ayuda a desarrollar habilidades transferibles que te prepararán para una variedad de oportunidades profesionales en el futuro.

->  Breve historia de yugoslavia

Puede parecer obvio, pero lo vamos a señalar de todos modos: la historia se basa en una cronología de acontecimientos. El orden en que ocurren los acontecimientos es fundamental para el estudio de la historia. Por lo tanto, es muy importante que tus notas estén en orden cronológico. Cuando organices tus apuntes, divídelos por (1) tema, (2) luego años, (3) décadas y (4) siglos.

La historia está llena de hechos, acontecimientos y detalles. De hecho, hay tanta información que aprender y memorizar que a veces puede parecer imposible. Una de las claves para estudiar y aprender historia es establecer conexiones entre los hechos. La mejor manera de hacerlo es empezar por comprender el panorama general y luego ir bajando hasta los detalles. Durante las clases y al leer el libro de texto, intenta siempre situar los acontecimientos, los hechos y los detalles en el contexto del panorama general. ¿Cómo encajan? ¿Por qué son importantes para lo que ocurre? ¿Cómo apoyan la secuencia de los acontecimientos que ocurren? No hay nada que no puedas memorizar o aprender si empleas esta técnica.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad